Nicolás Escobar: “Esta generación debe ser una de las más talentosas del golf ecuatoriano”

Nicolás Escobar: “Esta generación debe ser una de las más talentosas del golf ecuatoriano”

Nicolás Escobar: “Esta generación debe ser una de las más talentosas del golf ecuatoriano”

Su incursión en el golf fue una casualidad, pero su incentivo fue la competitividad que halló en su primera práctica, la cual inspiró a Nicolás Escobar a seguirse preparando para las competencias, donde ha tenido un buen desempeño y lo ha llevado a involucrarse en este deporte y forjar aspiraciones entorno a él.

 

Por otro lado, pese a la situación que atraviesa el mundo, Nicolás no ha dejado de trabajar en sus sueños deportivos, aunque con un desastre de por medio. No obstante, como todo joven lleno de metas y aspiraciones, personales y deportivas, aprovecha el tiempo que el confinamiento le ha otorgado, donde también hace un recuento de su historia para los golfistas y este medio.

¿Por qué y cómo incursionó en el golf? ¿Qué te incentivó a jugar golf?

Un amigo de mi papá nos invitó a pasar el día en Lacosta CC en las vacaciones de 2006. Él jugaba golf y le preguntó a mi papá si lo quería acompañar, al ver que dijo que sí, yo por seguirlos me hice parte del plan y desde ahí me enganché, tenía 5 años. Lo que más me incentivó fue probablemente que gané los primeros torneos que jugué, siempre he sido muy competitivo y saber ganar fue lo que me dio más ganas cuando era pequeño.

¿Quién te enseñó a jugar y que enseñanza te ha dejado?

Mi primer profesor fue Abdallah Murtinho y honestamente desde los 6 a los 12 años no me acuerdo que aprendí en el golf, obviamente me dio la parte técnica, más allá de eso mi memoria no es muy clara. El profesor que me marcó fue Nicolás Pérez, trabajé con él durante dos años en los que aprendí a manejarme en la cancha, a entender mi propio juego, y a trabajar más duro todos los días.

¿Cuáles son tus aspiraciones en el golf?

Mi aspiración principal es llegar al TOUR. Es un camino largo y difícil, no es para cualquiera. Sé que si me concentro en dar el 100% cada vez que esté en el driving pegando bolas o cada vez que me toque ir al gimnasio, estoy un paso más cerca de ese sueño.

¿Participó en alguna gira infantil? ¿Qué enseñanza le dejó?

Participé en giras infantiles desde el 2009 hasta el 2018. Yo diría que fue lo que me formó como jugador, mi generación debe ser una de las más talentosas del golf ecuatoriano y crecer competiendo con buen nivel me hizo mejorar mucho.

¿En qué torneos te gustaría participar?

He tenido la suerte de jugar muchos torneos buenos, los que más me gustarían que no he participado son: U.S. Amateur, Mundial Amateur, The Amateur (R&A).

¿En qué crees que deba mejorar el golf ecuatoriano?

Ha mejorado mucho en los últimos años, lo principal es que más niños empiecen a jugar, así hay más oportunidades de tener talento en cada generación.

 ¿Cuáles son tus metas personales y cuáles dentro de este deporte?

No soy una persona que se pone metas para cada año como muchos hacen. Yo voy más por el día a día, entregar todo de mí, aunque no tenga ganas de hacerlo. Quiero poder tener una familia en el futuro y ser feliz jugando golf, eso sería ideal para mí.

¿Aspiras ingresar a una universidad para jugar college golf? ¿cuál, por qué y qué quieres estudiar?

Sí, es algo que aspiro. Estoy conversando con algunas, hasta que no decida para donde voy no las nombraré. Probablemente voy a estudiar ‘Sports Management’, mi vida va estar ligada con el golf, no tengo ninguna duda.

¿Cuál es la anécdota que más recuerdas de tus competencias?

Tengo muchísimas, pero definitivamente el torneo más divertido es Copa Andes. Juegas 36 hoyos por cuatro días seguidos, es la semana más exigente del año. Con el pasar de los días el cansancio pega y puedes ver muchos errores y tiros chistosos. La que más recuerdo fue en Uruguay en el año 2018, llegamos el ultimo día últimos, jugábamos contra Perú que iba segundo y contra Bolivia que nos ganaba por dos puntos. Hizo mucho viento y frío, pero pudimos ganarles a los dos países, y nos salvamos del descenso. Nunca había sentido tanto alivio en mi vida.

¿Qué haces durante la cuarentena para no perder el ritmo?

 

Armamos, con mi hermano, una ‘net’ de sabanas y colchas para poder seguir practicando. Vivo en un apartamento entones no tengo mucho espacio para poder practicar. Por dos semanas pude pegar hasta el Hierro 8, hasta que un día pegue un ‘shank’, reboto contra la pared y rompí una ventana. Eso fue hace mes y medio mas o menos. Desde ahí no he vuelto a tocar un palo de golf. Estoy haciendo ejercicio todos los días. Alenrry, el entrenador de la academia del Country, tiene una plataforma en la que nos pone ejercicios semanales con peso corporal. 

¡Trabajen duro! No vas a poder conseguir metas si no hay trabajo duro.
Nicolás Escobar
Golfista
Articulos Entretenimiento Entrevistas