Anika Veintimilla incentiva a niños y jóvenes a perseguir sus sueños e impulsa la participación femenina en torneos locales

Anika Veintimilla incentiva a niños y jóvenes a perseguir sus sueños e impulsa la participación femenina en torneos locales

Anika Veintimilla sacrificó una niñez habitual por perseguir su sueño de convertirse en una golfista universitaria que enorgullezca a su país en torneos internacionales.
Una trayectoria con la que busca inspirar a niños y jóvenes a perfeccionar su golf, e impulsar una participación igualitaria, donde hombres y mujeres puedan competir bajo las mismas oportunidades y condiciones.

La golfista universitaria de 19 años estudiante de Baylor University, Anika Veintimilla nos cuenta más de su vida, aventuras y travesía.

¿A qué edad comenzaste a jugar golf y quien te incentivó a hacerlo?

Empecé a practicarlo a los 6 años y a los 8 ya competía en giras infantiles organizadas por la Federación Ecuatoriana de Golf.

Mis papás me incentivaron a jugarlo, ya que mi hermano empezó a tomar clases. Realmente yo lo hacía por diversión junto al ballet.

¿Quiénes fueron tus profesores y en qué club empezaste?

Inicié en el Driving Range y luego ingresé a la escuela de menores del Guayaquil Country Club. Mis profesores fueron varios hasta llegar a mis principales que fueron José María Ayala y Jorge Meza.

A nivel nacional ¿en qué torneos competiste y cuál fue tu palmarés en esa etapa?

Empecé a competir a los 8 años en Giras Infantiles organizadas por FEG, y luego aumenté los abiertos nacionales. A tan temprana edad, participaba en absolutamente todo. A los 11 fue cuando jugué mi primer torneo internacional en Colombia, donde quedé primera empatada.

¿Cómo lograste ingresar a la universidad y cómo nació tu interés por hacerlo?

Desde que empecé a jugar golf, siempre quise jugar college golf. Esa siempre fue mi meta a lo largo de los años y a medida que jugaba más torneos en representación de la federación, conocí golfistas jóvenes, mayores y universitarios, conociendo el estilo de vida que llevaban mi motivación creció más.

Logré ingresar a la universidad por mi nivel de golf. Ciertamente me pase la primaria buscando universidades, mientras mis amigas estaban en el parque. Luego me mudé a Estados Unidos a una academia de golf que se llama Gary Gilchrist Golf Academy para terminar mis dos últimos años de secundaria. Eso me ayudó con los contactos de los coaches, lo que he aprendido es que jugando los torneos americanos uno tiene mayor visibilidad. Los coaches conocen los torneos y te pueden comparar de mejor manera con un nivel más competitivo, a diferencia de solo jugar torneos nacionales.

Me la pasé esos dos años mandando mails, recibiendo llamadas, visitando universidades, hasta que me decidí por Baylor University en mi último año.

¿Cuántos años son de estudio y qué año estás cursando?

Son cuatro años, pero todavía no sé si me pienso quedar un año o semestre más, eso depende de la carrera. Actualmente soy freshman, es decir, estoy en mi primer año.

¿Cómo ha sido tu experiencia como jugador universitario?

No hay palabras para describir mi experiencia, sinceramente ha sido la mejor. Mis teenmates, mi equipo, se han convertido en familia para mí, mi golf ha mejorado de muchas maneras y he crecido como jugadora y persona.

Para alguien que ama el golf, jugar college golf en una universidad bien rankeada y con un gran programa de golf, es un sueño que sigo viviendo.

¿Cómo es vivir solo y tener el ritmo de jugador de golf universitario?

No es fácil para nada, pero a mi se me facilitó la transición ya que venia viviendo sola en la academia de golf por dos años, aunque jugar college golf si marcó una diferencia.

En la universidad debes aprender a organizar tu tiempo, aprender a ser independiente, tomar decisiones y ser responsable con tus obligaciones como estudiante y golfista. Tenemos meetings, qualifying, workout, torneos, recovery, no miento, al comienzo me costó bastante, pero uno le va cogiendo el golpe y luego se convierte en rutina.

¿Cuántos torneos universitarios has jugado aproximadamente?

He jugado cuatro torneos universitarios de los siete que se han jugado.

¿Has ganado algún título? ¿Cuál ha sido tu experiencia en este nivel? 

No he ganado ningún título, puedo decir que el nivel universitario no se compara al nivel del golf ecuatoriano, es una realidad totalmente distinta, esa es una de las razones por las que decidí terminar la secundaria en Estados Unidos, allá las mujeres juegan muy bien y no son pocas.

Podría ser también que en Estados Unidos el golf es mucho más conocido, por lo que hay muchas mas canchas de golf en perfectas condiciones, y muchas mas estrellas que juegan en el tour.

¿Cuáles son tus aspiraciones en esta etapa?

Mis aspiraciones son seguir mejorando mi golf y llevarlo a un alto nivel, ganar próximos títulos, representar a mi país y dejarlo en lo alto, y disfrutar de esta etapa.

¿Quisieras jugar a nivel profesional?

Siempre he dicho que depende de mi último año de universidad, cómo me sienta con mi juego a lo largo de ese año, por eso siempre quise irme a una universidad con un gran programa de golf para tener los recursos posibles para llevar mi juego a otro nivel.

¿Hasta dónde quisieras llegar?

Hasta ahora el golf me ha dado lo que he esperado; grandes amistades, buenas oportunidades, el poder conocer muchos países y llegar a estudiar en una universidad con el nivel que quería en Estados Unidos y llegaré hasta donde Dios quiera.

¿A quién admiras?

A mis padres y hermanos, ya que ellos me han enseñado que trabajando duro todo se puede conseguir, hasta lo que uno cree que es imposible. Ellos me han apoyado al 100% en cada decisión que he tomado, y sin importar la distancia, ellos están para mí.

Todo el aprendizaje que estás adquiriendo ¿te gustaría usarlo para ayudar a progresar el golf ecuatoriano?

Me encantaría que todo lo que he aprendido y sigo aprendiendo ayude a progresar el golf ecuatoriano, para que así otras generaciones se motiven a jugar college golf y se atrevan a perseguir un sueño, que aunque suene egoísta por todo lo que dejas atrás, vale la pena.

¿Qué crees que haga falta en el golf ecuatoriano para que el nivel mejore?

Necesita volverse más competitivo, deberían incentivar a las mujeres a jugar los Abiertos Nacionales y si no se logra, que hagan torneos mixtos para que la competencia no se limite, deberían mandar a más golfistas jóvenes a jugar torneos internacionales, porque es ahí donde crecerán como jugadores.

Algún consejo que quieras darle a las nuevas generaciones:

Sí, dos consejos:

     – Disfruten y aprovechen el golf, no saben los lugares hermosos donde el golf te puede llevar, y las amistades maravillosas que este deporte te ofrece.

         –  Nunca se limiten a opciones, no le den la espalda a sus ideas por pensar que es imposible llegar a ellas, luchen por conseguirlas y disfruten cuando lleguen a ellas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *